Saltar al contenido
De Laboratorio

Embudo de separación o Embudo de decantación

balon de separacion

¿Qué es un embudo de separación? Definición.

Hay múltiples formas de nombrar a este instrumento, embudo de separación, embudo de decantación, embudo separador, ampolla de decantación, balón de decantación, vaso florentino…  Tiene una forma de pera o cono invertido,  En la parte superior, tiene una boca con un tapón y posee una anchura considerable para que quepa el líquido necesario. Mientras que en la parte inferior se estrecha mucho muchísimo, hasta llegar a una válvula similar a un grifo. El embudo de decantación, esta clasificado en el laboratorio, como material de vidrio, como muchos otros, puede estar hecho también de plástico duro o aunque habitualmente es vidrio de borosilicato.

¿Para qué sirve una ampolla de decantación?

El embudo separador, sirve para separar líquidos, que sean inmiscibles, es decir que no se junten con otros líquidos.  Dicho de otra forma, que no son solubles. Estamos hablando de todos esos líquidos que por motivo de su densidad y de sus propiedades moleculares, no se juntan con otros líquidos. Todos habremos visto el caso del agua y el aceite.

Cómo se usa el balón de decantación?

El balón de decantación es un sistema bastante sencillo de usar, en primer lugar, se introduce por la parte superior en el orificio y se tapa. En un primer momento, la muestra estará “mezclada”. Si tomamos como ejemplo el aceite y el agua. En el primer momento del vertido, el agua tomara la parte de abajo, y el aceite la de arriba. Sin embargo, en la zona intermedia puede haber burbujas del líquido 1 en la “parte del 2” y viceversa. Debemos dejarlo reposar para asegurarnos una buena separación.

Cuando la muestra ya está separada de forma clara en el recipiente, procederemos a abrir la válvula, para sacar el agua del recipiente. Esto hará que el agua empiece a bajar y a pasar por la punta del embudo de decantación. Dejaremos pasar todo el agua, y vigilaremos atentamente hasta que esté cerca la llegada del aceite a la válvula.

A continuación iremos abriendo y cerrando la válvula con cuidado y despacio, para conseguir en la medida de lo posible, que no se quede agua en el recipiente, y que no baje ni una gota de aceite fuera de el. Si no importa perder parte del contenido, es recomendable hacer este paso en un fregadero u otro recipiente para una mejor separación.

Cuando el proceso ya esté terminado y los tengamos por separado, procederemos a sacar el aceite por la parte superior del balón de separación. Esto se hace porque en la parte inferior, junto a la válvula podría quedar restos del agua. Que por miedo a que sacase aceite no hemos tirado.