Saltar al contenido
De Laboratorio

Vaso de precipitado

vaso de precipitado de laboratorio

¿Qué es el vaso de precipitado?

El vaso de precipitado es un recipiente de laboratorio que se utiliza para contener principalmente líquidos, para así poder, diluirlas, calentarlas, enfriarlas… Tiene forma de cilindro y tiene el fondo plano. Y su anchura y altura dependen del tipo de vaso que estemos hablando, y de su volumen.

En la clasificación del material de laboratorio, está considerado material de vidrio, aunque muchas veces lo veremos de plástico.
Se fabrican de 3 materiales dependiendo de la función que se quiera realizar con ellos.

En primer lugar, los de vidrio de borosilicato (Pyrex), resisten a altas temperaturas (al calor proporcionado por el mechero de Bunsen), y son resistentes a la corrosión. Finalmente los que estén hechos de vidrio normal o plástico, se usan solamente como recipiente o para frío, ya que no resisten tan bien al calor.

Aunque es un instrumento volumétrico, no se recomienda usarlo para medir el volumen. El porcentaje de error en un vaso de precipitado en sus mediciones puede llegar a ser de hasta un 10%. Tiene las marcas como referencia ya que por su anchura resulta bastante impreciso. Es común ver vasos precipitados de varios volúmenes (desde 1ml hasta 5 litros).

Usos del vaso de precipitado. ¿Para qué sirve?

Es un recipiente,  por tanto su objetivo principal es contener líquidos o sustancias químicas diversas de distinto tipo. Habitualmente es utilizado para sujetar o transportar líquidos a otros recipientes.

Como su nombre lo dice permite obtener precipitados a partir de la reacción de otras sustancias o sus reacciones químicas. También se puede utilizar para calentar, mezclar, enfriar, disolver, o preparar reacciones químicas en su interior.

Tipos de vasos de precipitado

Existen 3 tipos de vasos de precipitado.

Tipos de vasos de precipitado

1. Vaso Griffin: Es el “típico vaso de precipitado” que mas usamos y conocemos, pertenece al diseño de Griffin Loarinin. Este tipo de vaso de precipitado suele tener una altura baja en relación a su diámetro (su altura es 1’4 veces su anchura). Acostumbran a tener un pico en la parte superior, para facilitar la acción a la hora de verter líquidos.

2. Vaso Berzelius: Estos son como el Griffin pero un poco mas largo y esbelto, normalmente su altura es 2 veces su anchura. Tienen el nombre de vaso Berzelius, en honor del químico sueco Jöns Jacob Berzelius. En ocasiones, no tienen pico para verter.  Son apropiados para contener electrodos o para titulaciones.

3. Vasos planos: También los llamamos cristalizadores, ya que se usan para realizar la cristalización de un compuesto a partir de una de sus disoluciones, pero a menudo también se utiliza como recipientes para su uso en calefacción al baño maría. Estos vasos por lo general no tienen escala graduada.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Vaso de precipitado
Author Rating
51star1star1star1star1star